Equipo Camino Primitivo

Equipo para hacer el Camino Primitivo

Empezaré con algo muy significativo: Correos tiene un servicio que te lleva el equipaje desde donde estés a Santiago. Esto significa que hay un número importante de peregrinos que no pueden con su mochila. La regla de oro sobre el peso recomendado de la mochila es un 10% de tu peso. Pesas 70, cargas 7 kg.

Como yo venía de tener una mala experiencia en el West Highland Way por exceso de peso, esta vez me dediqué a pesar prenda por prenda, y me hice un excel con el peso de cada una y las unidades que me llevaba, de forma que, pensando 78 kg, llevaba 7.5 kg, con la cámara de fotos (una compacta de funcionalidad avanzada) incluida.

Así que, básicamente, el equipo que carguéis debe cumplir con las tres características siguientes: debe ser ligero, impermeable en su exterior, y de secado rápido.

Impermeable es innegociable, porque más pronto que tarde, os lloverá: Asturias y Galicia no son zonas donde llueva poco. Ligero, es más negociable, si tenéis pensado no cargar la mochila. Y el secado rápido es recomendable, especialmente si tienes previsto hacer el camino cuando los días ya no son especialmente largos, puesto que si el albergue no tiene secadora, y no hay la posibilidad de dejar la ropa mojada en el exterior porque sigue lloviendo, muchas habitaciones se convierten en verdaderas zonas tropicales llenas de humedad.

Que la ropa debe ser técnica, supongo que ya lo tenéis todos bien asumido; como cuando la lavéis en albergues es probable que le pongáis o le pongan suavizante, el enemigo número 2 de la ropa técnica, y después la metan en la secadora, el enemigo número uno, mejor no llevar buena ropa, porque os durará un Camino.

Yo soy de los que lleva palos para caminar, 2. Los recomiendo fervorosamente. También debéis pensar en guantes, gorro, buff, gafas de sol …

Botas

Cada uno conoce sus pies mejor que nadie, a excepción de su podólogo, pero para el Primitivo yo os recomendaría botas de media caña, que siempre nos protegerán mejor el tobillo, y en la parte de Asturias el terreno, a veces, es irregular y de cierta dureza. También es cierto que había peregrinos que lo hicieron con zapatillas de trail running. Yo, personalmente, me hubiese roto algún tobillo 🙂

Después está el tema del Gore-Tex. Hay quien lo odia, hay quien no lo recomienda, y hay quien lo recomienda según la época en que vayáis a hacer el Camino. Esto, para variar, es algo personal, también. A ni no me gusta mojarme los pies si llueve, y nunca he tenido problemas de sudoración extra por el Gore-Text. Si sudáis demasiado, siempre podéis poneros polvos de talco en los pies, para mantenerlos secos, o cualquier otro producto destinado a ello. Unas polainas pueden protejeros los pies siempre y cuando la lluvia no sea persistente ni intensa, y os cubran el pie por completo.

Finalmente, la suela.  No hace falta que sea Vibram o Contagrip por el terreno que os encontraréis. Pero si lo son tampoco os perjudicará.

Yo soy muy de Salomon, así que, como bota de media caña, me quedaría con las Salomon X Ultra 3 Mid GTX, en modelo de hombre o de mujer. Como zapatillas de trail running, estas Salomon Supercross GTX para hombre o mujer servirán de sobras.

También debemos tener en cuenta los calcetines, que deben ajustarse bien al pie, sin hacer arrugas ni moverse, teniendo un buen acolchado, sobre todo en la puntera y el talón, deben transpirar bien y deben secarse rápido.

Zapatillas trail running camino santiago
Salomon Shoes Supercross GTX para mujer
Zapatillas trail running camino santiago
Salomon Supercross GTX para hombre

Parte superior

Esta parte dependerá mucho de la época en que hagáis el camino, en invierno encontraréis frío, en verano  calor-calor no, pero seguro que podréis ir solo con camiseta, y en primavera y otoño lluvias, como ocasionalmente en verano. Así que algo impermeable es obligatorio.

Para mí la mejor opción son las chaquetas 3 en 1 desmontables, como por ejemplo esta de The North Face para hombre, o esta de Trespass o de The North Face para mujer. Como son desmontables, os podéis llevar únicamente la parte impermeable, que también os ayudará en días en los que sople el viento, y dejar la parte polar en casa si no la vais a necesitar.

Otra opción es hacerse las capas “manualmente”: una chaqueta de fibras (sea de material sintético o plumas naturales) o un polar, si vais a pasar frío; una de goretex para no mojaros, o incluso un cortavientos que ocupa y pesa poco y os puede salvar un día frío en verano o principios de otoño.

Y debajo, pues ya depende de cada uno: polares, camisetas térmicas, camisetas técnicas normales, de algodón … al gusto de cada uno y sobre todo dependiendo de la época del año.

Chaqueta tres capas para el camino de Santiago
Chaqueta Trespass Cruising para mujer

Parte inferior

Para mí, la mejor solución es combinar un pantalón de trekking calentito o finito o incluso corto, dependiendo de la época del año, y llevar en la mochila unos pantalones/fundas impermeables, como por ejemplo estos para mujeres y estos para hombres. Son económicos, ocupan poco espacio, y se ponen y se quitan en un momento. No son la ostia en transpirabilidad, pero bueno… la relación precio/protección contra la lluvia es insuperable. Otra opción, si vais en verano y no tiene que llover mucho, son pantalones repelentes de agua, como por ejemplo estos Izas para hombre o estos otros para mujer, que si la lluvia es fina o parece que debe durar poco, aguantarán sin que os lleguéis a mojar.

Pantalones para el camino de santiago
Izas Forata para mujer