Los Peregrinos

del Camino Primitivo

La familia inesperada

Durante el Camino vas coincidiendo con muchos peregrinos; con algunos compartirás mesa porque te apetece, y con otros porque el azar así lo ha querido. Y de todos ellos, algunos llegarán a Santiago de Compostela contigo, otros lo harán antes, otros después, y otros en otra ocasión, o quién sabe si nunca.

Estos desconocidos con quien se comparten ronquidos, ampollas y caminatas bajo la lluvia, se establecen unos lazos del todo sorprendentes que, en algunos casos, duran mucho más que el mismo camino.

Agata, peregrina del Camino Primitivo

Agata

Lituana. Alocada, simpática y alegre. Trabajaba en una guardería y se había comprado un Opel Astra de segunda mano. Le gusta el color azul, y muestra permanentemente una encantadora sonrisa.

Germán

Valenciano. Alto y de voz profunda, tenía muy claro dónde podía darse un buen atracón de comida. Tiene 35 años, y su color preferido es el verde botella.

Germán, peregrino del Camino Primitivo
Leonie, peregrina del Camino Primitivo

Leoni

Francesa. Simpática, su castellano chapurreado nos regaló muchas risas. Tiene veintitrés tres años y le gusta mucho el color verde.

Enrique

Argentino. Interesante y divertido, muy buena compañía. Escritor, ex abogado, tiene 42 años y su color preferido es el rojo. Ha publicado Desde la habitación del sur, Big Bang, Jauría y Bengalas.

L'Enrique, pelegrí
La Carme, pelegrina

Carme

Mallorquina. Fue la única que continuó hasta Fisterra. Simpática, agradable, y dulce. Tiene 26 años, los ojos azules y es farmacéutica. Su color preferido es el verde.

Joan

Catalán. Atlético, nervioso, y divertido. Confirmó la teoría de la Leoni que los catalanohablantes llevábamos todos piercings. Es de Barcelona, tiene 31 años, y su color preferido es el negro. Y el rojo.

Joan, peregrino del Camino Primitivo
Paco, peregrino del Camino Primitivo

Paco

Valenciano. Amigo del Germán. Simpático y muy hablador, calmado, se apuntó a hacer el Camino un poco de imprevisto, pero fue de los pocos que terminó con dos credenciales: la compostelana y la franciscana.

Sandra

Catalana. Vive en Algeciras, trabaja de enfermera en Gibraltar y es pareja de Álvaro. Su color preferido es el azul lluvia.

La Sandra, pelegrina
La Magdalena, pelegrina

Álvaro

Andaluz. Vive en Algeciras, trabaja de enfermero en Gibraltar y es pareja de Sandra. No tiene ningún color preferido.

Madgalena

Polaca. Había hecho el Camino francés en verano. Tiene 26 años, canta muy bien, vive en Londres y su color preferido es el rojo oscuro.

La Magdalena, pelegrina
El Víctor, pelegrí

Víctor

Valenciano. Hacía el Camino con Sergio, con quien se habían conocido en las redes sociales compartiendo aficiones, y habían decidido conocerse en persona al Camino. Es informático y su color favorito es el rojo.

Astrid y su padre

Daneses. Astrid parecía tímida, aunque supongo que viajando con el padre es más difícil soltarse. En este sentido, eran muy “nórdicos”. El color preferido de los dos es el verde.

L'Astrid i el seu pare, pelegrins

Qué es el Camino Primitivo

Examinar las etapas del Camino Primitivo

Ver los albergues del Camino Primitivo

Conoce a los peregrinos del Camino Primitivo